¿EL ARTE NOS PUEDE SALVAR? PARTE II

He estado trabajando en estos artículos breves que explican cómo el arte puede ser utilizado desde una perspectiva terapéutica. El propósito es explicar con un lenguaje sencillo cómo el potencial de la creación como herramienta de expresión y elaboración es utilizado en diferentes iniciativas llevadas a cabo por terapeutas entrenados profesionalmente, artistas interesados en la salud mental e incluso instituciones interesadas en promover el arte en general en espacios como hospitales.

La segunda parte fue publicada el día 30 de junio en el periódico La Estrella de Panamá. La tercera entrega será específicamente sobre las intervenciones con música, danza y la plástica durante la pandemia COVID-19. Aquí les comparto la segunda entrega y agradezco sus comentarios.

https://www.laestrella.com.pa/opinion/columnistas/210630/arte-salvar-ii

¡ Un contrato editorial con Zeta Centuria Editores!

Cuando era adolescente leía muchas novelas de Ágatha Christie. Mi abuelo se iba a Salsipuedes, una callejuela en la Avenida Central, donde vendían todo tipo de cachivaches de segunda mano, y muchos libros también. Con el tiempo Salsipuedes perdería su singular atractivo de calle laberíntica donde podrías encontrar, quizás, un tesoro que perteneció a alguien, a ser una calle más donde se venden las mismas artesanías que encontrarás en cualquier parte. En esos tiempos, mi idea de ser escritora era precisamente dada por la vida de la señora Christie, que una editorial descubriera tus dotes y de ahí un título tras otro con impresionante éxito mientras te dabas el caché de visitar Egipto.

Mentiría si digo que es el primer contrato editorial que firmó. He firmando varios contratos con editoriales con el fin de publicar en antologías. En algunas no pagan nada y en otras, me ha tocado un pago simbólico. Sin embargo, sí es el primer contrato que firmo para un poemario que en lo particular me ha nacido tan sensual, que me sorprendió hasta a mi misma, a la mitad de mis cuarenta años, entonces. Mujerona, que así se llama el poemario, requirió mucha revisión. En el proceso leí algunos de los poemas en público con buena recepción, Nicomedes, Mujerona, y sin embargo, los años seguían pasando. Lo metí en varios concursos y nada. Hasta que vi esta convocatoria donde básicamente se hacen cargo de la publicación en papel y como e-book y en su mercadeo, sin ningún costo para la escritora. Yo he querido auto publicarme hace tiempo y no muevo ni un dedo. Todo ese proceso se me hace muy engorroso. Así que envié el manuscrito y crucé los dedos.

Zeta Centuria Editores es una librería y editorial en Buenos Aires, Argentina. Aquí les dejo el vídeo donde firmo el contrato. Con gusto, a futuro, les compartiré el enlace donde podrán adquirir el libro como ebook. Pueden seguirme también en Facebook, en mi página Cuentos al Garete para tener noticias de Mujerona y de convocatorias literarias varias que les pueden interesar.

https://fb.watch/4tWtaWs64I/