Te odio tanto, querido hermano

Un hombre y una mujer procrean. Cada ser que crean es la expresión de sus posibilidades genéticas tanto en lo físico como en lo psicológico. El Caos  nunca es tan sublime ni refinadamente maléfico como cuando reparte los dotes y los hermanos tarde o temprano se enteran. Hay casos donde los hermanos se parecen mucho físicamente y también en sus capacidades y ahí los celos no encuentran tanta manifestación, pero ¿qué sucede si uno es increíblemente guapo, o una prodigio o los padres le dedican más tiempo y cariño que a los demás? ¿Qué sucede si son solo dos y uno relumbra como el sol y otro pasa tan desapercibido como las sombras? En esta entrega, exploraré un poco  esa relación amor-odio entre hermanos míticos, reales y literarios.

 

AA6F5176-AF79-4260-923B-88E09B525EF8

Caín y Abel

Caín mata a Abel, todos recordamos eso. Pero ¿acaso recordamos por qué Caín celó a Abel? Ambos presentan ofrendas a Dios, pero Dios ve con beneplácito las de Abel, quien cuidaba ovejas, y no las de Caín, quien cultiva la tierra, es un agricultor. Nada se explica de por qué Dios le gustó una ofrenda y no la otra, lo cierto es que a pesar de que Dios conoce el corazón de cada quien y sabe lo que hará Caín, todo sucede cómo ha de suceder y, aquí vemos el primer atisbo al respeto de la autodeterminación. Dios no detendrá lo que ha de suceder ni le quita la vida a Caín. Caín se muda fuera del Edén y con dos mujeres, sí, dos, engendrará todo un pueblo.

Aquí les comparto un mini cuento que escribí alguna vez sobre este tema. Creo que lo envié  a un concurso literario y no gané. Nada nuevo en mi existencia.

Caín y Abel Reloaded

Caín y Abel reencarnaron. Un disparo certero, una cuchillada en la espalda, un golpe demoledor, unos gamberros despiada liderados por su hermano, un atropello sospechoso, un veneno vertido discretamente…ya Abel conocía muchas maneras de morir y Caín, sin comprender, lo arrastraba con él a nuevos desembarcos en el plano físico. Esta vez Abel permanecía de pie ante el andén cuando el hombre a sus espaldas le empujó sin piedad ante el tren que se aproximaba a toda velocidad.  Un fotógrafo que bajaba las escaleras tomó raudo una foto del incidente. Caín insiste en que él no hizo nada, a fin de cuentas no fue él el que empujó a Abel. Nada, pues.

Compartir marido nunca es una buena idea

Frida Khalo. La famosa artista mexicana no necesita presentación si ya hasta la imprimen en las camisetas deportivas. Tampoco necesita presentación su marido, Diego Rivera. Sin embargo, quizás muchos no conozcan que Frida era una de cuatro hermanas y que tuvo una estrecha relación con la menor de ellas, Cristina Khalo. Cristina hizo de ama de llaves, empleada y chófer de su hermana. También tuvo una relación con Diego y fue pintada por ambos en diferentes poses. Hay quien la ha tildado de hermana traicionera, cosa que me parece una estupidez. Fue la única que tuvo hijos de  las cuatro mujeres.  La que lejos de refugiarse en artilugios y mundos mentales, amó con  su cuerpo y alma, cuidó a su hermana hasta al final, y gracias a que tuvo hijos, hay descendientes que pueden contar la historia íntima de la familia.

 

 

Jacqueline Du Pré. La prodigio musical también tenía hermanos, sí en plural. Y esos hermanos luego de su muerte, escribieron el libro “Un genio en la familia” (1997) donde cuentan, desde su perspectiva, como todo en la familia giraba en torno a su hermana quien actuaba de forma déspota.  Muchos se manifestaron contra el libro, ya sabemos que cuando un ser humano tiene un talento excepcional queremos verlo como a un ángel, como seres inmaculados y perfectos y cuesta aceptar que una persona puede ser una gran escritor, un gran músico o una gran actriz y en otros aspectos de su vida no es para nada angelical.  En el libro se revela incluso que Jacqueline tuvo una relación con el marido de su hermana Hilary con el conocimiento o aceptación de ésta. Hilary también era músico y tocaba la flauta pero fue prontamente opacada por el talento de Jacqueline. Irónicamente, Jacqueline muere a los 42 años, de una enfermedad degenerativa, esclerosis múltiple, que le roba en un par de años todo lo que la vida le diera a tan temprana edad.

Puma y Adidas: los hermanos alemanes que se odiaron hasta la muerte

En estos tiempos donde las marcas son parte de nuestra vida, vendiéndonos desde estilo de vida hasta valores, Puma y Adidas son marcas de zapatillas y ropa deportiva omnipresentes para todos. Pocos conocerán el origen de ambas marcas.

Dos hermanos alemanes, Adolf y Rudolf Dassler, hijos de un zapatero, crean una primera zapatilla deportiva en el pueblo de Herzogenaurach. Ya desde los años 20 iniciaron su negocio en conjunto. Adolf o Adi se dedicaba a la creación de los zapatos, y Rudolf o Rudi, a la parte de la venta y las cuentas. Parecía la combinación perfecta de talentos. Ambos vivían en la misma casa con sus esposas e hijos. Una enorme casa. En los años 40, con el ascenso del régimen Nazi, los hermanos fabrican muchas zapatillas  para los eventos deportivos llevados a cabo por el régimen aunque el hecho de que le dieran un par de zapatillas a Jesse Owen, el famoso corredor afroamericano, no cayó bien en el partido. En algún momento, Rudolf debe servir en el ejército alemán y lo envían a Polonia. Adolf queda a cargo del negocio. Cuando llegan los estadounidenses ocupan la casa familiar. Y aquí viene la pelea que nadie sabe con certeza cuál fue: que si Adi le dio información a los estadounidenses sobre Rudolf y su pertenencia al partido Nazi, que si hubo una relación entre la esposa de Adi y Rudolf y este era el verdadero padre de su hijo. En fin, la verdad nunca se sabrá, lo que sabe es que en 1948 fueron por caminos  separados.

19223AB6-6E8D-4D2F-8EA5-296E50DCBFCF

 

Rudolf se instaló en el mismo pueblo al otro lado del río y creó Puma. Adolfo se quedó en la fábrica original y le puso a su zapatilla ADIDAS, un acrónimo de su nombre Adolf Dassler. Tanta era la rivalidad que fueron enterrados en sitios opuestos del cementerio y los empleados de Adidas y Puma por muchas décadas no se trataban entre sí ni frecuentaban los mismos lugares del mismo pueblo.

Sin los hermanos Grimm, Walt Disney no hubiese filmado películas animadas

Aquí vemos el caso de dos hermanos que trabajaron siempre en conjunto sin que haya escritos sobre peleas o celos más bien un trabajo mancomunado. Jacob y Wilhelm Grimm nacieron con un año de diferencia uno del otro en la ciudad de Hanau, Alemania. Trabajaron juntos como bibliotecarios y profesores en las mismas universidades y bibliotecas. Recopilaron una extensa colección de cuentos orales alemanes (aunque hay algunos franceses). Los cuentos originales se escribieron tal cual fueron contados con detalles sexualmente explícitos y actos de crueldad. Ellos estaban interesados en un objetivo aún mayor, entender cómo la lengua alemana había evolucionado y cambiado con el tiempo y los relatos permitían entender eso. Sin embargo, las críticas a la crueldad de los relatos, los obligó a cambiar y suavizar detalles así como ilustrarlos para tener una mejor aceptación del público lector.  Los hermanos Grimm no inventaron los cuentos. Ellos los recopilaron lo más exacto que pudieron. Fueron intelectuales, estudiosos de la lengua alemana y además de sus Cuentos de Hadas publicados en el siglo XIX, también publicaron un Diccionario de Alemán y un libro de Gramática Alemana y de Historia del Alemán.

 

2BB89A4E-183F-4E9A-8DED-E1F767679512

Ixbalanqué y Hunahpú

 

6833AA2F-3F12-43D1-9F86-9321DC457504

Los hermanos gemelos de la mitología maya en El Popol Vuh, libro sagrado. Ixbalanqué y Hunahpú simbolizan tanto cualidades binarias humanas hasta la capacidad de trabajar en conjunto. Los hermanos primero castigan a sus hermanos mayores que los aterrorizaban, convirtiéndolos en monos. Luego han de enfrentarse a los poderes del Inframundo, a quienes vencen en un juego de pelota. Ixbalanqué se convierte en Dios de la Luna y Hunahpú en Dios del Sol.

Las hermanas psicóticas: June y Jennifer Gibbons

 

2DB4BBF8-58B1-472C-B164-E0839F5F3B18

La historia de las gemelas June y Jennifer Gibbons solo puede considerarse perturbadora. Si no le gustan historias perturbadoras, por favor no lea esta parte del artículo porque una queda sin entender mucho. Estas hermanas, eran de origen antillano, de Barbados y su padre empezó a trabajar en Inglaterrra, en Gales, y por lo tanto eran una única familia negra en un pueblo inglés. Esto las sometió a un bullying constante en la escuela, lo que en mi opinión tuvo que ver con las conductas patológicas que desarrollaron. Las hermanas gemelas dejaron de comunicarse con su entorno y desarrollaron un lenguaje propio. Solo hablaban con su hermana menor. También escribían mucho, sus diarios, y hasta obras de ficción que intentaron publicar infructuosamente. Cuando eran separadas, quedaban en estado catatónico, es decir, sin moverse por horas y horas. En algún momento su conducta fue considerada peligrosa por  un juez, al parecer hubo incidentes de robos, incendios e intentos de asfixiarse mutuamente, y son enviadas a un hospital psiquiátrico donde tenían asesinos seriales y  las atiborraron de medicamentos antipsicóticos como si eso fuera a ayudarles. Aquí me parece qué hay elementos perturbadores también en los tratamientos ofrecidos.  Las cosas no mejoraron en el hospital, donde se registran también incidentes extraños, hasta que una de ellas decide que ha de morir para que la otra siga una vida normal. Jennifer es declarada muerta de miocarditis aguda cuando ambas tenían casi 30 años.  A partir de ese momento June se vuelve más comunicativa y eventualmente empieza a vivir por su cuenta. Lo que duele de esta historia, al menos a mi que soy negra y estudié psicología, es que me imagino a las gemelas viviendo en Barbados, una vida normal y feliz. Aunque puede que esté equivocada, y hay personas que vienen a este mundo con destinos trágicos.

Eres tan requete demasiado mega GUAPO (A)

Finalmente está el tema del hermano guapo o la hermana bella. O sea ¿qué le queda al hermano o hermana de una mezcla especialmente afortunada de genes? Aceptarlo y seguir viviendo. Eso supongo es lo que hacen la hermana de Beyoncé o los hermanos de Chris Hemsworth o los hermanos de la Julia Robert, el hermano de Patrick Swayze o de Sylvester Stallone. En algunos casos en verdad se parecen mucho, no digo mucho, digo muchísimo pero bueno a uno le toco ser la estrella y al otro, no. Así es la vida. Usted manda un escrito a un concurso y no gana. O te inscribes en un concurso de belleza y quedas detrás de la ambulancia. Compararnos con otros siempre trae sufrimiento. Por nuestro bien mental, hagamos nuestra mejor película con nuestra vida y aceptemos que hay quienes brillan.

 

81BAF1D1-FA93-499C-AEAE-ED5FF3142D91

 

 

 

 

¿Hacia dónde va el sector cultural?

Breve encuesta

Este artículo fue escrito en el mes de mayo, cuando apenas era el segundo mes de un encierro que nadie pensó tan extenso. En aquel momento estas fueron las ideas que tuve sobre los artistas y la pandemia. En efecto, he visto que Mincultura, AMPYME y las alcaldías han realizado varias de estas acciones: ofrecer entrenamiento en cultura digital, ferias virtuales, charlas sobre derechos de autor,etc. Pero creo que aún muchas de las ideas son válidas, pues la situación actual sigue siendo un desafío para ciertas prácticas artísticas que encuentran difícil reinventarse solo en formato digital. Ojalá la lectura del mismo, te anime a compartir algunas de tus ideas sobre el sector en los tiempos actuales.

 

 

green wooden chair on white surface
Photo by Paula Schmidt on Pexels.com

 

Apenas inició la crisis económica resultante de las cuarentenas globales, también iniciaron los convivios virtuales para hablar sobre el sector cultural y la repercusión en el mismo de la pandemia. Ahora bien el sector cultural, como el océano, está habitado por muchas criaturas y no todas tienen los mismos roles ni desafíos. Hay agentes del sector cultural que ocupan puestos burocráticos y en la academia, también como directivos de instituciones semi gubernamentales o consultores. Estos son los que en la mayoría de los casos llevan la conversación a nivel intelectual. Pueden utilizar su conocimiento de crisis anteriores en el sector para predecir hacia qué parajes nos dirige la crisis actual. En la mayoría de los conversatorios hay unanimidad: la digitalización creciente de los productos culturales y el reto de solicitar pago por servicios culturales a una población que ahora, durante la cuarentena, a pesar de haber sobrevivido anímicamente gracias a estos productos culturales, se ha acostumbrado a su “gratuidad”. El problema es que crear productos culturales no es gratuito.  Además hay ciertas prácticas artísticas que no son rentables a nivel comercial pero hay que conservarlas y dependen de presupuestos estatales. 

Otra parte del sector cultural es el emprendedor formal, que paga impuestos y satisface una demanda estética, social, de ocio o de estatus. Ahí podemos incluir a las galerías de artes, los grupos musicales organizados, los teatros independientes que llevan una temporada o un grupo circense que tiene una agenda educativa y de presentaciones. Dependen de tener clientes reales y de patrocinios monetarios. Aquí ya la parte de digitalización suena bastante abstracta porque hay que llenar una sala, vender boletos y amenizar eventos. Eso no se hace en el mundo digital. Por último, quedan los más vulnerables del sector, el artista que vive del mes a mes sino del día a día, de un trabajo eventual, de una temporada, el artesano que va de feria en feria. Algunas prácticas artísticas pueden fácilmente tener un desarrollo digital, otras no. Y para lograr esa digitalización, ese sector intelectual y académico debe poder informar a los hacedores de políticas públicas las necesidades de equipamiento, conectividad y know how de los otros actores del sector, de los peces de mediano y pequeño tamaño. Es muy fácil hablar de digitalización pero el mercadeo digital, el conocer estrategias de enseñanza en línea o evaluación del aprendizaje en línea, el cobro de servicios en línea: todo eso tiene un componente de aprendizaje que se debe facilitar a los miembros del sector cultural. También es necesario estudiar las condiciones reales para poder abrir teatros y realizar funciones: ¿qué cantidad de personas pueden estar y qué cuidados higiénicos son necesarios? 

Los artistas necesitan soluciones concretas a los retos que van a enfrentar: entrenamiento en capacidades digitales, colaboraciones para ayudar a los emprendedores culturales a crear nuevos productos e identificar nuevas demandas, microcrédito para equipamiento y conocimiento de las leyes tributarias. El tener productos que puedan generar ingreso por derecho de autor es también importante. Exhorto a todos los que participamos del sector cultural a mantener la comunicación y asistir a los foros virtuales para además de aprender, comunicar nuestras ideas y necesidades específicas .