Unos textos mínimos para ustedes

3 Dic

Melanie Taylor Herrera, República de Panamá

Selfi 1
¿Ves? Tengo dos selfie sticks. Uno para mi lado depresivo y otro para mi manía. Si te haces a un lado, por favor.

Selfi 2
Con los selfis documentó el desarrollo de una arruga que surcaba su ojo derecho dándole un aire triste. El colágeno como reflejo de lo existencial. En exhibición hasta finales de mes.

Selfi 3
Selfi de mis zapatos azules, selfi de mis uñas menta y dorado, selfi de mis labios naranja mate, selfi de mi cabello rosa. Selfi de mi alma: gris.

Selfi 4
Lo he intentado todo. No sale nada. Soy selfless.

Venganza selfi
Cuando me tomo un selfi, siempre invito a Sacha. Sacha nunca me invita a sus selfis, ni me etiqueta. No le daré más likes.

Hay más minis interesantes en la revista La Otra.

A escribir…

31 May Colored-Pencils-Macro-Photography

Hace tiempo no escribo en el blog. Y me siento un poco culpable, aunque no es bueno hacer cosas por mitigar la culpa sino porque queremos hacerlo. Estuve muy ocupada con el recital Violin Dreams, que si me organizo bien, puede evolucionar en un interesante proyecto del cual les hablaré luego. Solo me queda decir que estoy satisfecha de los resultados del esfuerzo, aunque no perfecto todo, se nota cuando las piezas se trabajan y se tocan con ganas. En fin, hablemos de literatura. Luego de regresar de Puerto Rico en marzo, me dio por leer Margarita está linda la mar de Sergio Ramírez. El libro me lo dieron en Centroamerica Cuenta en 2014, se lo presté a mi mamá y hasta ahora en el 2016 lo reclamo. Me sorprendió el ritmo, el sentido del humor y el fácil manejo de cambios de temporalidad con tantos personajes involucrados. Aun no lo termino. En abril nos visitó el escritor salvadoreño Federico Hernández con quien estuvimos hablando un grupo de escritores panameños sobre la antología de minificción centroamericana a publicarse en julio en El Salvador, y luego en toda la región. En esta reunión, que por breve no dejó de ser amena, una escritora se me acercó y me dijo que cuándo escribía otra vez en el blog. Me sorprendió, porque en verdad pienso que pocas personas  lo leen. Pero su comentario me anima a seguir. Así que estoy leyendo la novela de Sergio Ramírez y  Puente Levadizo, una antología de cuentistas panameños y españoles. Fui ahora en mayo a la conferencia de Roncagliolo en la Academia Panameña de la Lengua Española. La foto que me tomaron salió en la Revista Ellas. Aparezco al lado del gran amigo Dennis Smith, quien siempre encuentra cómo hacerme reír. Ahora, meses después, CILE 2016 me parece un cuento que le pasó

ellasroncagliolo

Con el amigo Dennis Smith en la presentación de Roncagliolo en la Academia Panameña de la Lengua

a otra Melanie, una Melanie que fue a un almuerzo con los reyes de España y estuvo en el mismo elevador con Le Clézio, pues a esta Melanie no lo queda más que seguir leyendo y  escribiendo a sabiendas que ni la lectura ni la escritura tendrán las respuestas finales a este enigma que es la vida, pero que vale la pena leerse la vida de todas maneras…y vivirla también.

A %d blogueros les gusta esto: