Leyendo, no más

¿Qué he estado leyendo últimamente? Pues novelas basadas en la realidad, mejor dicho en la historia, e historicamente los seres humanos pueden ser unos grandísimos malditos o unos malditos idiotas. Bien, primero terminé con mucha, muchísima dificultad la novela del guatemalteco Otoniel Martínez, La ceremonia del Mapache.  La Ceremonia del Mapache es una pesadilla. En particular para alguien como yo que evita ver la parte horrible de los seres humanos, que ya no voy al cine a ver películas ni del Holocausto ni de la Esclavitud africana porque la verdad no las soporto. Lo interesante de la novela, para mi como escritora, fueron las voces que escogió Otoniel para narrar la realidad, una cruenta guerra civil que desangró en particular a los indígenas guatemaltecos durante la Guerra Fría. Digo fría para los rusos y norteamericanos porque estuvo bastante caliente en otras partes del mundo. Tamagás es quizás la voz que más toleraba por ser algo jocoso. Pero las destrucciones de las aldeas, las violaciones, las matanzas sin sentido,e incluso la escena donde se describe como despellejan a un hombre vivo, poco a poco me fueron matando. Terminé el libro por conocer al autor en persona, fue él quien me lo obsequió. Lo considero un honor y por honor terminé de zambullirme en la pesadilla. Aquí está de más decir que el libro está bien escrito, que si el autor es un escritor experimentado, etc, etc.  Es la realidad de donde nace esta novela la que hiela hasta los tuétanos o nos hace hervir las neuronas. Y digo, sigo conociendo Guatemala solo como turista, recién estuve el mes pasado en Paseo Cayalá, tan lindo que si alguien se sienta ahí a admirar el paisaje termina por creerse loco si piensa que el país de La Ceremonia del Mapache es el mismo.

Luego agarro Limón Blues y como tienes parajes tropicales, y romance y sexo pensé que la cosa iba a estar más pasable. Ahhhggg, alto. Seguro que saben que mi bisabuela era jamaicana, ¿cierto? Pues esta novela es además de ficción, una postal en 3D de un tiempo en que la migración de gente afrocaribeña llegó a las costas de América Central: Nicaragua, Costa Rica, Panamá, entre otros países latinoamericanos recibieron a estos trabajadores porque los norteamericanos los contrataban pero no es que los centroamericanos estaban “felices” de tener “negros” en sus países. De manera espléndida, Anacristina Rossi, que ganó un premio  Casa de las Américas por esta novela, expone todos los detalles de los trabajadores afrocaribeños en Limón, sus sufrimientos pero también sus alegrías, sus sueños, sus deseos, fiestas, costumbres e introduce el personaje de Marcus Garvey que de repente me ha parecido de lo más interesante. Bueno, no es un personaje, fue un verdadero líder de la reivindicación de la raza negra ,pero como todo líder tiene sus aspectos controversiales. La novela tiene todos los ingredientes necesarios para llevar al lector a querer hojear el siguiente capítulo, los personajes están bien desarrollados pero también la autora tiene el rigor histórico necesario para pintar con claridad que Costa Rica no quería a estos trabajadores por ser negros y les era incluso prohibido ir a San José. Aun no la termino, me estoy tomando un respiro porque me puse a investigar sobre Marcus Garvey.

Finalmente esta Half of a Yellow Sun, una novela de la nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, que aún no termino y la empecé el año pasado. También hay una guerra civil, esta vez entre dos etnias que comparten el mismo territorio. La familia de Adichie pertenece a los Igbo, el grupo que por un momento fugaz fundó Biafra, hasta que fueron cercados por la matanza y el hambre. Lo que me gusta, ojo que qué puede gustar de una guerra civil, es que la autora nos presenta a africanos educados, con sentimientos y pensamientos, con discusiones filosóficas, con romances y también la diversidad étnica de Nigeria.

En fin, esto es un resumen de lo que he estado leyendo. Por si a alguien le sirve. Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s