¿Cuál es mi identidad como artista? El Artist´s Statement

13 oct

No importa si eres artista plástico, videoartista, músico, escritor, poeta (es que son una clase aparte del género escritor), bailarina o un performer que juega a mezclar las diferentes formas de expresión, llega el momento en que hay que reflexionar qué tipo de arte uno hace, cuán comercial es, para quién, hasta dónde está dispuesto a ir y quién es su audiencia actual y/o potencial.

images

Sin este análisis, cuyo objetivo no es necesariamente volverse comercial y millonario, el artista puede seguir dando vueltas en el mismo pequeño círculo sin concretizar su potencial. Es como quien decide ir en su auto a toda marcha sin saber claramente a dónde. Hay quienes odian todo tipo de mención de dinero en lo relacionado al arte. Aunque no es mi posición, la respeto y para esas personas hay otras maneras de lograr tiempo (y dinero) para llevar a cabo sus proyectos artísticos: residencias, becas y patrocinios. Otros artistas cuyos proyectos tienen un carácter más comercial se beneficiarían de estudiar a otros que hacen cosas similares, cómo han logrado surgir y diferenciarse del resto. Esto es fundamental, hay cientos, miles, de personas tan talentosas que hacer que un público grande se fije en “tu voz” puede requerir una cierta reingeniería de tu imagen. Esto lo escribo pensando particularmente en los músicos y en otros artistas más de tipo performance que andan por ahí con su personaje a cuestas incluso cuando no están actuando. Digo si ya andas en “personaje” normalmente porqué no pulirlo un poco más.

Ojalá escribir tu Artist´s Statement fuera tan fácil como buscar en los anuncios clasificados. Pero no es así de fácil. Requiere ser honesto sobre nuestras verdaderas intenciones y metas, sobre nuestras fortalezas y DEBILIDADES. Y pienso que incluso son nuestras debilidades las que deberían guiarnos a la hora de trazar nuestras metas.

Actualmente en Panamá veo tanta ebullición cultural que me alegra un montón. En una noche cualquiera me pongo a Facebookear y veo que todos mis conocidos músicos, actores, artistas visuales y escritores están  más que ocupados, en obras de teatro, en presentaciones, en gigs y jams. Es fabuloso. Hace diez años hubiese sido impensable una oferta cultural tan variada.

Puedes dejar las cosas al azar o meterle quizás un poquito de mente, un poco de reflexión. Este año pude viajar a Nicaragua a un encuentro de escritores y aprendí que muchos de los consagrados han logrado sus publicaciones gracias a tener una disciplina férrea (escriben a diario, no andan esperando a ninguna musa) y los contactos editoriales adecuados. No sucede por obra y gracia de la buena suerte. ¡Atrévete!

La Feria del Libro de Panamá 2014

27 ago presentación del libro de Silvia el miércoles 20 de agosto

presentación del libro de Silvia el miércoles 20 de agosto

presentación del libro de Silvia el miércoles 20 de agosto

La feria del libro siempre es una buena excusa para encontrarse con amigos escritores, no tan amigos escritores y fauna y flora del mundo cultural panameño. Quisiéramos ya tener el don de la ubicuidad para estar ahí, en cuanta presentación de libro, espectáculo, homenaje, cuentacuento, dramatización, musicalización, lectura y en fin, todo aquello que puede ofrecer una feria pero es imposible. Y es bueno entender la imposibilidad, al menos para la propia salud mental y física. Hace un año en agosto me lesioné mi hombro izquierdo por sobreuso, mala posición y estrés. Gracias a eso aprendí que muchas veces me extralimitaba, exigía de mi misma más de lo que cualquiera en su sano juicio haría. Luego de muchas sesiones de fisioterapia, idas a un fisiatra con cero inteligencia emocional (me daba una sensación robótica el hombre) y también mucha introspección e incluso discusiones con mi madre, los consejos de una amiga violinista y lecturas sobre el uso de la musculatura en los músicos, fui sanando. No solo físicamente sino también emocionalmente. Así que para mi esta feria ha sido un éxito total. Porque fui a lo que pude ir, participé en lo que pude participar, escuché a escritores, unos más famosos que otros, contar y recontar sus historias vitales, pero sobre todo porque pude también solo ser madre y ver a Mia jugar con un globo en forma de espada. Gracias a Yesenia y su hija Isabella por encontrarse con nosotras en la sección infantil, que para mi estaba genial este año.  Gracias a Silvia Fernández por invitarme a presentar su libro. Gracias a Gloria Young por seguir promoviendo la antologia “Tenemos la palabra”. Gracias a Carolina Fonseca y Jaramillo Levi por invitarme a ser parte de los talleres #Yo Escribo y del stand de Ediciones Sagitario. Y gracias  a Dios por la salud, por las experiencias buenas y malas, en particular aquello que me pareció muy malo, porque de eso he obtenido sabiduría.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.385 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: